5 exfoliantes naturales que puedes preparar para cuidar tu piel

A todos nos gusta tener la piel bonita y radiante, pero para esto se requiere una serie de cuidados que te ayudarán mantenerla sana. La exfoliación es fundamental, pues ayuda a eliminar la piel muerta, favorece la circulación, limpia los poros y, aplicada de una manera correcta, minimiza imperfecciones.

TE PUEDE INTERESAR: 5 TIPS PARA QUE PROTEJAS TU PIEL DURANTE EL INVIERNO

Aunque existen muchos exfoliantes ya preparados, que podemos encontrar en el supermercado, la mayoría contiene químicos que a la larga pueden dañar tu piel. Es por ello que queremos mostrarte cómo preparar algunos exfoliantes naturales, para que los utilices como parte de tu rutina. De esta manera, tu piel lucirá hermosa mucho más tiempo.

Limón y bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio ayuda a eliminar bacterias y células muertas. Por su parte, el limón se encarga de disminuir manchas y cicatrices. Es importante saber que este exfoliante se debe aplicar de noche, pues si quedan residuos de jugo de limón y te expones al sol, este puede provocar el efecto contrario y causar la aparición de manchas. 

Ingredientes:

-3 cucharadas de bicarbonato de sodio
-Jugo de un limón

Preparación y uso

1. Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta.
2. Lava tu piel con agua tibia y jabón neutro.
3. Aplica el exfoliante dando ligeros círculos sobre la piel.
4. Enjuaga con abundante agua.

Foto: Claudia Crespo / Unsplash

Café, azúcar y aceite de oliva

Este exfoliante es muy bueno para disminuir la visibilidad de la celulitis. La cafeína tiene efectos desintoxicantes y diuréticos, favorece la circulación sanguínea y evita que se generen depósitos de grasa debajo de la piel. Por otra parte, el aceite de oliva es uno de los hidratantes naturales más efectivos, por lo que tu piel quedará suave y llena de brillo. Finalmente, el azúcar le dará el efecto de exfoliante a nuestra preparación. 

Ingredientes:

-200 gramos de café molido
-5 cucharadas de azúcar
-6 cucharadas de aceite de oliva

Preparación y uso:

1. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta.
2. Lava tu piel con agua tibia y jabón neutro.
3. Aplica el exfoliante realizando masajes circulares por todo el cuerpo.
4. Deja actuar por 20 minutos.
5. Enjuaga con abundante agua.

Foto: Milo Miloezger / Unsplash

Naranja, aceite de almendras y azúcar

A todos nos molestan esos granitos que salen y nos arruinan una cita, una foto o hasta una fiesta. Este exfoliante es ideal para acabar con ellos. La cáscara de naranja ayuda a eliminar puntos negros y espinillas y a prevenir su nueva aparición. El aceite de almendras es un excelente hidratante, por lo que mantiene la piel en perfectas condiciones: tersa, suave, joven y radiante. 

Ingredientes:

-½ taza de sal
-½ taza de aceite de almendras
-1 cucharadita de ralladura de naranja

Preparación y uso:

1. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta.
2. Lava tu piel con agua tibia y jabón neutro.
3. Aplica el exfoliante realizando masajes circulares por todo el cuerpo. Ten cuidado de que no te caiga en los ojos.
4. Deja actuar por unos minutos.
5. Enjuaga con abundante agua.

Foto: Rawpixel

Avena y yogurt

Este exfoliante es buenísimo para tener una piel suave, pues la avena tiene un efecto limpiador, hidrata y elimina células muertas e impurezas. El yogurt natural tiene los mismo beneficios y además es ideal para las personas que tienen la piel sensible. 

Ingredientes:

-½ taza de avena molida
-2 cucharadas de yogurt natural
-1 cucharada de azúcar

Preparación y uso:

1. Mezcla todos los ingredientes hasta formar una pasta.
2. Lava tu piel con agua tibia y jabón neutro.
3. Aplica el exfoliante realizando masajes circulares por todo el cuerpo.
4. Enjuaga con abundante agua.

Foto: Daria Nepriakhina / Unsplash

Huevo y avena

El huevo, además de ser un alimento buenísimo por su alta cantidad de proteína, es excelente para la piel, pues la limpia a profundidad. La clara de huevo es un buen remedio para regular el pH natural y disminuir el exceso de grasa. 

Ingredientes: 

-1 clara de huevo
-3 cucharadas de avena molida

Preparación y uso:

1. Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta.
2. Lava tu piel con agua tibia y jabón neutro.
3. Aplica el exfoliante realizando masajes circulares.
4. Enjuaga con abundante agua.

Foto: Pixabay

Foto de portada: Valeria Boltneva / Pexels

Lo más reciente