Elige siempre las mejores frutas con estos consejos (guía de compras millennial)

¿Eres millennial y la vida adulta te resulta complicada? Ahora que vives solo/a y tienes que hacer tus propias compras, seguro que te haces bolas y no sabes cómo escoger los mejores aguacates, o terminas comprando frutas que aún no están maduras; y eso de las temporadas simplemente te confunde. Puede ser algo rebuscado saber cómo escoger las mejores frutas y verduras en el supermercado; pero con esta guía te volverás un experto/a en seleccionar los mejores productos. Incluso mejor que tu mamá.

TE PUEDE INTERESAR: 11 CONSEJOS PARA IR AL SUPERMERCADO SIN RIESGO DE CONTAGIARTE

¿Cómo saber reconocer cuando un aguacate está bueno? Sí, el aguacate es una fruta; pero bueno, eso cualquier fanático lo sabe. Lo que tal vez si no sepas es cómo identificar cuándo están listos para comerse. Primero, revisa la punta. En la parte de abajo tiene una especie de granito, despréndelo y revisa. Si el color del “hoyito”es verde, se encuentra maduro; si luce negro u oscuro ya está pasado. Ahora querrás revisar el color en general. Busca que este negro, pero no del todo; estos son los que están listos para comerse ese mismo día. Si planeas comerlo días después, mejor escoge uno que se encuentre más verde o firme. Utiliza las yemas de tus manos para palparlo. (aunque no completamente).

Foto: Unsplash

La piña es algo más difícil y no es tan sencillo encontrar alguna que esté en su punto. Si quieres evitar la acidez y escaldarte la lengua, tienes que revisarla muy bien. Primero que nada, siente el peso. Una piña que esté buena deberá sentirse pesada y compacta; ya que tiene agua. Si no es así, lo más seguro es que no esté tan fresca. Checa el olor. De la parte de abajo esta fruta debe oler bien y dulce; si no huele a nada es que está madura y si huele mal pues simplemente escoge otra. El color es muy importante, una que se encuentre perfecta lucirá dorada, sin golpes y no verde. La temporada de este alimento es de verano: en especial los meses de junio y julio. si no es por estas fechas va a ser muy complicado que encuentres una que esté dulce. Eso si, técnicamente, la piña no es una fruta como tal.

Foto: Unsplash

¿Manzanas jugosas? Esta fruta se ha vuelto la gran favorita debido a que es súper práctica y sencilla de llevar y comer en cualquier lugar. Selecciona las más jugosas observando su color. La Red Delicious, la de Blancanieves, se ve muy roja a la vista aunque no siempre es la más dulce o jugosa, pero su textura que cruje al morderla es fabulosa. Una buena deberá lucir brillosa y sin golpes (a veces los supermercados hacen trampa y les ponen brillo cuando aún cuando ya no están buenas). Las menos ácidas y más frescas son la de la variedad Honeycrisp, Gala, o cualquiera de aquellas que luce rojo con amarillo. La mejor será aquella que se vea jaspeada y brillosa. En cuanto a las amarillas, la Golden Delicious debe lucir como dice su nombre, amarillita y con el tallo café.

Foto: Unsplash

En cuanto cómo escoger los mejores limones, es muy sencillo; ya que hay tres  factores determinantes para obtener los más jugosos y de buen sabor. El primero es que sean del mismo tono verde sobre toda su superficie, después que tengan la piel lisa, ya que vas a querer evitar aquellos limones que se sientan rugosos, y finalmente los vas a tocar bien para sentir que tengan la piel delgadita, si está gruesa, lo más probable es que ese limón no tenga jugo.

Foto: Unsplash

Ahora, para escoger los mejores jitomates, lo más importante es que sientan firmes, si están aguados evítalos. También es importante identificar que no tengan manchas amarillas, y que se vean brillantes. Así obtendrás jitomates deliciosos.

Foto: Unsplash

TE PUEDE INTERESAR: 3 RECETAS DE ‘SMOOTHIES’ PARA COMBATIR EL CALOR

Para elegir la mejor sandía de la frutería tendrás que ver si su color es oscuro y que sea de buen peso. Generalmente pensamos que todas las frutas que brillan y se ven súper coloridas son las mejores; regularmente así es, pero no para la sandía. Esta fruta es engañosa y para que esté dulce y fresca tendrás que escoger al revés: una que no brille tanto y cuyo color no sea tan intenso ( sin tantas rayas de distintos verdes). Ahora bien, fíjate que tenga una mancha amarilla y que no sea muy pálida. es importante saber que estuvo bien cuidada y que está lista para comerse a rebanadas o en agua.

Foto: Unsplash

Aunque hay distintas variedades de papaya y puede que tus gustos sean distnitos, la Maradol es según las mamás, las expertas del hogar, la más dulce. Para saber si está madura o no, debe estar blanda. Si se siente rígida no la debes de comer. Si tiene puntos, procura que sean grandes; esto es buena señal. ¡Aguas!, que si tiene muchos puntos pequeños y grandes siginifica que estuvo congelada, y que no está fresca.

Foto: Unsplash

El melón es simple, tiene que tener buen olor, lucir algo rosa y que las puntas se sientan firmes.

Foto: Unsplash

Lo más importante al momento de comprar fresas es guiarse por su aroma, cuida que sea intenso y muy marcado; si es sutil significa que fue cosechada con químicos. El color rojo y el brillo son una buena señal. Pero no confíes en aquellas que lucen oscuras, pues significa que usaron colorantes para engañar. Cuida que no tengan partes verdes, es indicio de que están podridas.

No compres las más grandes. Aunque parezcan apetitosas las inflan con agua para que te confundas.  Las hojas es otro factor importante. Si no tienen hojas se echarán a perder rápidamente; si se ven marchitas quiere decir que son viejas; busca las que se vean más verdes del tallo. En cuanto a los granitos, entre más separados más dulce la fruta. Y por último, lávalas y desinféctalas muy bien, incluso varias veces para evitar que bacterias, parásitos y otros elementos dañinos que se escondan en ellas y pueden provocar enfermedades mortales.

Foto: Unsplash

Los plátanos son como las personas, a veces los demás no los escogen por lucir feos y manchados en el exterior; pero esos son los más dulces en el interior. Querrás buscar uno sin golpes y marcas para que duren mucho tiempo en el frutero; pero no le hagas el feo a ese que luce todo cafecito por fuera, termina siendo el más rico.

foto destacada: Pexels / Trang Doan

Lo más reciente