En cuarentena ¿se vale no ser productivos?

Por todos lados aparecen listas sobre cosas que debes hacer durante la cuarentena, mil recetas por probar, y montones de consejos para aprovechar este supuesto tiempo extra; cuando en muchas ocasiones no existe, pues entre el trabajo, las tareas de la casa, y las demás labores, parece cada vez más difícil encontrar espacios en la nueva rutina. El internet y el mundo está bombardeado con actividades para ser más productivos, y ocupaciones para “mejorar personalmente”; lo que sólo provoca que llenes tu cabeza de ansiedad al sentir que no estás siendo lo suficientemente productivo, o que no estás sacándole provecho a tu estancia en casa. No tienes que estar haciendo algo cada momento del día, se vale descansar e incluso no hacer nada; ya la situación es suficientemente complicada, como para añadirle todavía el estrés de pensar que no estás ocupando bien tu tiempo.

TE PUEDE INTERESAR: 10 CONSEJOS PARA PROTEGER TU SALUD MENTAL DURANTE LA CUARENTENA

Foto: Pexels/Andrew Neel

No te hace ni mejor, ni peor persona estar inscrito en cursos online, hacer todos los workouts de ejercicio que ves, decorar todas las habitaciones, cumplir todos los retos, hornear tu propio pan o leer todos los libros de tu librero. Estar en casa y cumplir con tus labores diarias ya es suficiente esfuerzo. Está por todos lados la presión de usar este tiempo de provecho; pero frente a la ansiedad, misma que genera la pandemia y el aislamiento, para muchas personas resulta cada vez más complicado hacer las cosas.

Chirs Bailey, autor del libro “Hyperfocus: How to Manage Your Attention in a World of Distraction” dice que la idea de tener tanto tiempo disponible parece un lujo, pero que es todo lo contrario, puesto que se tiene que estar en casa bajo obligación, no porque sea una decisión que se haya tomado; eso aunado a la dificultad de estos momentos genera que ponagas menos atención. Por lo que ese cansancio y estrés que estás viviendo es normal y completamente entendible en estas circunstancias, una razón más por lo que deberías tomar un descanso.

Foto: Unsplashed

«Los millennials son los más afectados anímicamente por este sentimiento de ser “productivos» menciona la Dra. Anne Helen Petersen, escritora del libro “Can’t Even: How Millennials Became the Burnout Generation”, pues sienten el impulso de optimizar todo, y buscar siempre estar haciendo algo que los ayude a ser mejores por pura presión. «En estos tiempos en los que tienen que balancear entre trabajo y tareas con los hijos o la casa, se sienten por así decirlo, rotos”, la especialista, señaló al New York Times, enfatizando también que nuestros cerebros ahora se encuentran dañados de alguna forma y sólo queda o darse por vencido, o sentirse mal por no lograr el cometido.

TE PUEDE INTERESAR: CORONAVIRUS: COSAS QUE NO DEBES HACER DURANTE LA CUARENTENA (EVÍTALAS A TODA COSTA)

Todos están lidiando de manera distinta con este tema de la cuarentena, a algunos les afecta más que a otros quedarse en casa, el cambio de rutina y la ansiedad de no saber cuándo regresarán a la normalidad. Habrá quienes parezcan lidiar con el asunto buscando mantenerse ocupados, y otros que simplemente no pueden. Cualquiera de los dos está bien. Solo recuerda que querer ocuparte todo el tiempo también es un mecanismo para olvidarte de ti y tus sentimientos, y no debes permitir eso. En ningún momento ha sido más importante quererte y valorarte que en esta época. Consiéntete, permítete descansar y no seas muy duro contigo misma/o si no logras todos tus planes. Procura tener compasión con tu persona.

Foto: Pexels / Tim Mossholder

Algunos están lidiando con asuntos difíciles como el desempleo, el cierre de sus negocios, problemas económicos y, sobre todo, problemas de salud, y es imposible no agobiarse y además tener las ganas de llenar la rutina de actividades. Simplemente no funciona, y resulta absurdo si quiera intentarlo. No te sientas mal y permítete tomarte tu tiempo. No hay una mejor forma de lidiar con todo esto que aceptarte y seguir fluyendo.

No quieras llenar tu día de miles de objetivos, simplifica las cosas y establece tareas realizables, reduce esa lista enorme que solo genera más ansiedad en ti y realiza aquello que sí puedas lograr. Mantener tareas más pequeñas y sencillas te ayudará a lograr tus metas y no sentirte mal. 

Foto: freestocks

Foto destacada: Freepik / pikisuperstar

Lo más reciente