11 lugares que frecuentaban Frida Kahlo y Diego Rivera en la CDMX (muchos todavía existen)Foto: Anton_Ivanov/ Shutterstock
¿Por qué no confiar en el criterio de Frida Kahlo y Diego Rivera y visitar algunos de sus sitios favoritos en la CDMX? Muchos todavía existen.

Frida Kahlo y Diego Rivera son quizás los más grandes exponentes del arte y la pintura del siglo XX en México. Ambos se han convertido a lo largo de los años en iconos de la cultura mexicana, y tanto sus rostros como sus obras se han convertido en protagonistas de tazas, playeras y objetos de recuerdo que aluden a nuestro país –eso sin mencionar la gran cantidad de películas en las que han aparecido los personajes–. Sea como sea, dicha pareja de artistas es por definición la representación de México en todas sus letras, así que, ¿por qué no confiar en su criterio e ir a visitar los lugares que frecuentaban en la CDMX? Aquí te compartimos una lista de los sitios a los que Frida Kahlo y Diego Rivera iban con regularidad, para que puedas armar tu propio tour.

¡Disfruten y compartan!

Te puede interesar: Este Pueblo Mágico entre cascadas y ríos está solo a 3 horas y media de la CDMX (y pocos lo conocen)

La Casa Azul

Probablemente el sitio más icónico relacionado con Frida Kahlo en la CDMX. La Casa Azul fue hogar de la familia Kahlo desde su construcción en 1904. Su diseño estuvo inspirado en influencias de arquitectura francesa de la época, con un bello patio central rodeado por habitaciones. Posteriormente, Frida y Diego le dieron su propio toque, llenando el lugar de color y elementos representativos de México y sus poblados. En este sitio se reunieron con una gran cantidad de personajes históricos, entre los que se encuentran Tina Modotti, León Trotsky y Remedios Varo. Actualmente está abierta al público y es la parada obligada de los turistas que visitan la CDMX.

Foto: Kamira / Shutterstock.com

Las calles de Coyoacán

Coyocacán fue el sitio en donde Frida pasó sus primeros y sus últimos años, pero –contrario a lo que se cree– los paseos de Frida Kahlo por dicho lugar no eran tan hipster y cool como lo son ahora. Durante la infancia y juventud de Frida, Coyoacán estaba rodeado de ríos y zonas de cultivo, más parecido a un pequeño ‘pueblito‘ en donde los cafés, el organillero, los locales para comer helado y los preciosos restaurantes fueron llegando después, con el paso de los años. Hoy en día puedes pasear por la zona, tomar un tour inspirado en la artista y disfrutar de su gran oferta gastronómica.

Foto: Shutterstock
Foto: Luis Alvarado Alvarado/ Shutterstock

Estudio Diego y Frida

Conocido también como las Casas Gemelas, debido a que se trata de dos casas-estudio conectadas entre ellas. En este sitio vivieron Diego y Frida durante ocho años, hasta que la artista regresó a la Casa Azul, mientras que Diego permaneció en este lugar hasta que falleció en 1957. La razón por la que la construcción consiste en dos edificios separados, es porque fue planeada para que ambos pintores tuvieran independencia en sus espacios de trabajo. En la actualidad, este sitio se llama Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, abierto al público.

Foto: Roberto Michel / Shutterstock.com

Xochimilco

Una de las experiencias favoritas de Frida Kahlo y Diego Rivera aún está vigente, y puedes vivirla en la más pura expresión: un paseo en trajinera por los canales de Xochimilco. Era tanto el amor de la pareja por los paisajes de este sitio, que en más de una ocasión lo visitaron, e incluso, una de las sesiones de fotos más emblemáticas de Frida como protagonista se llevó a cabo en este sitio.

Foto: F. Henle

Café París

A inicios del siglo XX, la zona más importante –y en donde prácticamente ocurría todo– era el Centro Histórico de la Ciudad de México, y fue ahí en donde Frida Kahlo y Diego Rivera tuvieron la mayoría de sus reuniones intelectuales y noches de aventura en cantinas, restaurantes y cafés. Uno de sus sitios favoritos era el Café París, que abrió sus puertas en 1934 y que rápidamente se convirtió en el lugar predilecto de políticos, periodistas, artistas, pintores y escritores de la época, entre los que destaca Octavio Paz. En los años 50 esta cafetería dejó de existir, pero actualmente ocupa su lugar el café La Pagoda.

El antiguo Café París desapareció y en su lugar se encuentra el Café La Pagoda/ Foto: @yearimcr

Te puede interesar: ¡Frida Kahlo era ‘foodie’! Este era su platillo favorito (y te decimos dónde probarlo en la CDMX)

‘Depa’ en la Roma-Condesa

Si creías que lo de tener un ‘depa’ en la Roma o en la Condesa era una tendencia actual entre jóvenes, estabas muy equivocado, Frida también tuvo un departamento justo en Avenida Insurgentes 432, en donde actualmente se cruza la calle Chilpancingo. En este lugar, Frida Kahlo llevó a cabo una gran cantidad de fiestas, además de que se encontró con algunos de sus amantes y sobre todo, lo utilizó como escape cuando llegaba a discutir con Diego. Este fue su último hogar antes de regresar a la Casa Azul, en donde murió en 1954. Actualmente hay un nuevo edificio habitacional que reemplazó a aquel en el que vivía Frida, y aunque en su mayoría es privado, a pie de la calle hay una tienda de adidas a la que puedes entrar a comprar calzado y ropa deportiva.

Foto: chrisontour84 / Shutterstock.com

Antiguo Colegio de San Ildefonso

Con 15 años, Frida fue una de las primeras 35 mujeres admitidas en esta institución, y fue ahí en donde vio por primera vez a Diego Rivera, mientras el pintor se encargaba de crear los murales que hasta el día de hoy se pueden admirar en el edificio. Durante esta etapa, Frida simpatizaba con un grupo de estudiantes llamado ‘Los Cachuchas’, con quien compartía ideas políticas. Actualmente el edificio está abierto al público para visitas guiadas, eventos y exposiciones.

Foto: jackbolla/ Shutterstock

Palacio de Bellas Artes

Además de que fue en el Palacio de Bellas Artes donde, en 1954, se llevó a cabo el velorio de Frida Kahlo, la pintora visitó el recinto en varias ocasiones, y fue en 1947 cuando su obra formó parte de la exposición ‘Cuarenta y cinco autorretratos de pintores mexicanos: Siglos XVIII al XX’. El mismo Carlos Fuentes relató el momento en el que coincidió con Frida en dicho evento, asegurando que la presencia de la artista era sumamente imponente. Hoy en día se puede asistir a este icónico lugar tanto a disfrutar de sus exposiciones y museo como para ver alguna de las óperas, conciertos y el espectacular Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández.

Foto: BondRocketImages/ Shutterstock

Museo Casa León Trotsky

Frida y Diego le dieron asilo en la Casa Azul a León Trotsky y a su esposa Natalia Sedova, tras su llegada a México en 1937. Sin embargo, después de un par de años, ambos se mudaron a una casa ubicada en la calle de Viena, en donde Trotsky fue asesinado en 1940, por un simpatizante de Stalin. En dicha casa, Frida y Diego pasaron largas tarde de plática, discusiones políticas, intercambio de ideas y mucho más. Hoy en día puedes visitar el lugar, ahora conocido como Museo Casa León Trotsky.

Foto: Anton_Ivanov/ Shutterstock

Pulquería La Rosita

No es un secreto que a Frida y a Diego les encantaba la fiesta, y una de sus bebidas favoritas era el pulque, por ello, iban con frecuencia a un local cerca de su casa, llamado ‘Pulquería La Rosita’. La mala noticia es que actualmente no la podrás visitar, pues fue demolida años después y actualmente hay una casa privada en su lugar.

Foto: Roberto Michel / Shutterstock.com

Te puede interesar: 7 de las ciudades más bonitas al sur de México

Bosque de Chapultepec

En una de sus memorias, Frida narró que su padre la llevó a caminar por el Bosque de Chapultepec, y que en un momento de distracción, se tropezó con la raíz de un árbol, lo que terminó en una herida que le causó gran dolor en la pierna derecha. Sobra decir que actualmente puedes ir a caminar por el lugar, disfrutar de una tarde de ejercicio o incluso visitar el imponente Castillo de Chapultepec.

Foto: Kiev.Victor / Shutterstock.com