7 plantas medicinales que puedes cultivar en tu casa

Durante los últimos años, la ‘onda healthy’ ha estado en tendencia y más de uno ha comenzado a plantearse la idea de cambiar sus hábitos por otros que sean más saludables, además de amables con el medio ambiente. Si eres de esas personas, aquí te contamos qué plantas medicinales puedes cultivar desde tu casa; evitando gastar tiempo y dinero en ir a comprarlas.

TE PUEDE INTERESAR: 6 PLANTAS DE INTERIOR QUE FILTRAN EL AIRE DE TU HOGAR Y GENERAN OXÍGENO

Foto: Elle Katie

Aloe Vera

Es una planta que no puede faltar en ningún botiquín, ya que alivia cualquier quemadura y ayuda a eliminar cicatrices. Un plus: es muy sencillo cuidarlas. Basta con plantarlas en una maceta con buen drenaje y mantenerlas en un lugar con suficiente luz solar.

Foto: Franziska Ingold

Árnica

Es un potente antiinflamatorio, muy útil para tratar inflamaciones causadas por picaduras de insectos, esguinces o hematomas. Basta con que la plantes en tierra arcillosa y en un lugar que le dé bastante luz. Sin embargo, debes recordar mantenerla fuera del alcance de niños y animales domésticos, puesto que es tóxica.

Foto: Marina Pershina

Lavanda

¡La favorita! La lavanda tiene múltiples usos; puedes tomarla en té para tratar problemas urinarios y mezclada con tu limonada favorita puede reducir los niveles de estrés y ansiedad generados por el trabajo. Disminuye también el insomnio y la depresión; los paños de agua de flores de lavanda reducen significativamente los dolores de cabeza y, también, el aceite de lavanda ayuda a aliviar el reumatismo. Es antiséptica, antiinflamatoria y aromatizará todo lugar en que se encuentre. No sólo es preciosa, huele rico y salva a las abejas, ¡Es multiusos, no puede faltar en tu casa!

Foto: Heather Ford

TE PUEDE INTERESAR: 4 MASCARILLAS FACIALES HIDRATANTES PARA UN DÍA DE SPA EN CASA

Melissa

También conocida como Toronjil. Se parece muchísimo a la menta –pero no es– y tampoco requiere de muchos cuidados. Una sola taza de té puede funcionar como antidepresivo y relajante. También puede ser muy útil para el agotamiento nervioso, la indigestión o nauseas. Puedes tomarla tres veces al día para obtener mejores resultados.

Foto: Markéta Machová

Manzanilla

El clásico en cualquier botiquín de la abuela, ya que es un remedio indispensable que ha pasado de generación en generación. Es beneficioso para casi cualquier tipo de malestar: sirve para el dolor de cabeza, malestar muscular o –el más común de todos– para curar la indigestión y cólicos. La infusión de manzanilla también es muy útil para tratar infecciones y resequedad en los ojos. Lo mejor de todo: Es fácil de cultivar y crece en cualquier tipo de suelo, así que ya no hay excusas para tener tu propia plantita.

Foto: Unsplash

Romero

Además de ser utilizada en muchos platillos tradicionales mexicanos, como en los romeritos, es un producto que no puede faltar en tu botiquín de belleza. Es un magnífico acondicionador y tónico para el cabello, ya que su infusión –que puede prepararse en casa– deja el cabello brillante y con un aspecto sano. Encima, es bueno para tratamientos faciales, ya que es antiséptico y ayuda a limpiar todas las impurezas que pueden quedar en tu piel a lo largo del día.

Foto: Monicore

Salvia

Es la hierba curativa por excelencia. Se usa en infusiones para aliviar dolores de estómago, resfriados y fiebres altas. También es muy eficaz utilizarla en tópicos para activar la circulación sanguínea en las piernas, evitando la formación de varices. ¡Haz de la salvia tu mejor aliada!

Foto: Congerdesing

Foto de portada: Monicore en Unsplash

Lo más reciente