Cómo hacer tu propia composta en casa

La composta es una manera de devolverle sus nutrientes naturales a la tierra, se evita el desgaste del suelo mediante un abono orgánico beneficioso para las plantas y organismos naturales. También es un excelente método para reducir la cantidad de residuos orgánicos que llegan a los basureros, y de esta forma evitar el almacenamiento y la saturación de desechos. Aquí te dejamos los pasos a seguir si quieres empezar a hacer tu propia composta en casa.

¡Disfruten y compartan!

TE PUEDE INTERESAR: 7 PLANTAS MEDICINALES QUE PUEDES CULTIVAR EN TU CASA

Identifica los desechos orgánicos que puedes compostar

La composta se compone de materia verde, materia seca, suelo y agua. La materia verde incluye cáscaras o residuos de frutas y vegetales, arroces y granos, bolsas de té, granos de café, plantas, flores y cualquier comida que no incluya aceite, lácteos o carne; los desechos de alimentos que no debes agregar a tu composta son aquellos que puedan atraer roedores o plagas, cómo las carnes, pescados, aceites y mantequillas. La materia seca son los desechos de cartón, papel en tiras, periódico, algodón, aserrín y hojas secas.

Foto: Unsplash

Consigue un recipiente para tu composta

Casi cualquier recipiente funciona eficazmente para hacer tu composta, es el lugar donde se llevarán a cabo los procesos de transformación de residuos. Puedes conseguir un cubo especial para compost en Amazon, o utilizar cualquier bote de basura, cubeta o contenedor. El tamaño de éste dependerá de la cantidad de residuos que generes, y deberás perforar algunos hoyos al fondo y lados de tu recipiente perfora algunos hoyos al fondo y a los lados de tu recipiente.

Foto: Amazon

TE PUEDE INTERESAR: 6 PLANTAS DE INTERIOR QUE FILTRAN EL AIRE DE TU HOGAR Y GENERAN OXÍGENO

Arma tu composta

Para armar tu composta deberás proporcionar adecuadamente la materia verde y seca, la relación recomendada es una parte de residuos secos por dos de residuos húmedos. Inicia agregando una capa de materia seca (aserrín, cartón, papel) al fondo de tu recipiente, posteriormente incorpora dos capas de materia verde húmeda (alimentos vegetales, plantas húmedas). Continúa alternando ambos residuos.

Foto: Unsplash

Riega, cuida y espera

Para que se genere un fertilizante natural es necesario que tu materia tenga cierto grado de humedad, por lo que deberás regar tu composta semanalmente. Cada que lo hagas, revuelve también con ayuda de un palo o airador para evitar malos olores. Mientras mayor sea la temperatura del lugar donde te encuentres, menor será el tiempo que tardará la composta en estar lista. En lugares calurosos el tiempo de espera es de aproximadamente tres meses, mientras que en sitios fríos puede tomar hasta siete. Cuando los restos vegetales se hayan transformado en materia negra o de color oscuro, significa que tu composta está lista para usarse.  

Foto de portada: Pixabay

Lo más reciente