El paraíso de la comida «anti-cruda»

Si han tenido la oportunidad de viajar, habrán percibido algunas diferencias culturales, idiomáticas e incluso culinarias entre los diferentes destinos. Sin embargo, todos los países tienen algo en común, una comida a la que llamamos «anti-cruda».

Hamburguesas, papas fritas, pizzas, paninis, kebabs, pan o incluso churros con chocolate, son algunas de las comidas más típicamente empleadas en esta situación en la mayoría de los países.

México sin duda es una región llena de vida y de cultura, y esa misma también se plasma de una forma muy amplia en las distintas opciones que uno puede degustar para curarse la cruda. Hoy te traemos algunas de las formas más ricas y diferenciadas que tenemos los mexicanos de pasar el día después de una buena fiesta.

Clamato (preparado) con cerveza

Sin duda la bebida que no puede faltar en tú mesa «anti-cruda». Este elixir de sanación te refrescará, y te reavivará. Pero cuidado, ¡corres el riesgo de conectarla!

Tacos al pastor, de bistec, de longaniza y más…

Todos alguna vez hemos terminado alguna velada charlando de las aventuras de la noche con los amigos y con un buen bocado de tacos. Pueden ser de pastor, de bistec, de longaniza, de buche o incluso de cochinita pibil…Lo importante es disfrutarlos con una buena compañía.

Tortas ahogadas

En Jalisco se acostumbran a comer las llamadas tortas ahogadas. Pequeños panes rellenos de carne y literalmente hundidos en salsa de tomate con o sin picante. Una delicia de probar y de comer. Recuerden, si van a Guadalajara no pidan guantes de plástico, pues éstas se comen con las manos directamente.

Foto de: Mariano Alorube. Facebook: El Pialadero de Guadalajara.

Chilaquiles

Quizá sea el plato más de moda y más usado para curar las crudas. Se nos hace la boca agua solo de pensar en un buen plato de chilaquiles verdes con cecina, rojos con huevo o incluso con mole. Les recomendamos que vean nuestra nota de los lugares en donde pueden comer chilaquiles originales.

Tamales o Guajolotas

En cada colonia hay alguna esquina en donde se venden los tamales. No tengan miedo, son deliciosos en su mayoría. Para hacerlos más contundentes, pídanlos con su bolillo y tendrán una comida perfecta para acompañar a su clamato.

Mariscos

Finalmente –y no por ello el menos importante– hay la opción de comer mariscos. Todos alguna vez hemos terminado o empezado un día en alguna terraza de Fisher’s pidiendo mariscos, clamatos y toda clase de platos suculentos. Les recomendamos el caldo de camarón, los chilaquiles de marisco, las cervezas preparadas con camarón y los ostiones. Un placer para los amantes del pescado!

Foto: Facebook oficial de Fisher’s México

Es por todas estas razones que México es para nosotros un paraíso, pero sobretodo es el oasis de la comida «anti-cruda».

¡Coman, disfruten y compartan!

Lo más reciente