Harina y Sal, la pintoresca esquinita para comer como nunca en Cholula

Harina y Sal es el resultado gastronómico de un compromiso con el producto local y orgánico de México. Localizado en el corazón de Cholula en Puebla, es el nuevo refugio culinario del chef Armando Cajero, una panadería artesanal y restaurante de comida limpia, orgánica y natural. Con un menú que gira en torno al origen de los ingredientes, la masa madre y los cultivos vegetales, Harina y Sal promete ser una experiencia exquisita y remunerante.

¡Coman, disfruten y compartan!

TE PUEDE INTERESAR: GYAROS ESTIATORIO: EL LUGAR IDEAL PARA OLVIDARTE DE LA RUTINA Y ENAMORARTE DE LA COMIDA GRIEGA

Foto: Food and Pleasure

Inaugurado el pasado 17 de octubre por el chef Armando Cajero y la familia de Naan Cocina Estacional, Harina y Sal privilegia los sabores orgánicos y locales. Su atmósfera es sencilla y rústica, con un establecimiento donde el primer nivel funciona como una pequeña panadería artesanal con cocina abierta, y el segundo descubre una fresca y espaciosa terraza para disfrutar de su oferta culinaria. 

Foto: Food and Pleasure

Lo que diferencia la panadería de Harina y Sal es que la elaboran en su totalidad con masa madre. Es la forma más antigua y tradicional de hornear pan, sin levaduras ni químicos añadidos, únicamente con un fermento cultivado a base de harina de trigo y agua. Requiere tiempo, paciencia y dedicación, cualidades que se ven reflejadas en su incomparable sabor. Además, el resultado es un producto más sano y con una textura más orgánica. 

Foto: Food and Pleasure

Entre la panadería de Harina y Sal encontrarás desde baguettes, chapatas y hogazas con semillas de girasol, hasta conchas de maíz cacahuazintle y maíz azul. También cuentan con su propia versión de babka – un pan tradicional dulce de Europa del Este -, donas, muffins y galettes

Foto: Food and Pleasure

Gran parte de los productos que inspiran su oferta gastronómica provienen del huerto orgánico de Cactilia. Esta granja urbana se encuentra ubicada a las afueras de Puebla y, al emplear cero agroquímicos ni pesticidas en sus cosechas, garantizan una producción fresca, saludable y 100% orgánica. Es ésta la línea cualitativa que secunda Harina y Sal, con comida limpia y de calidad natural. 

Su menú de desayunos es amplio y variado, con deliciosos platillos tanto para quienes prefieren comenzar sus mañanas con sabores dulces o salados. Su fruta de temporada, como es de esperarse, es completamente orgánica. La puedes pedir con yogur espeso – procedente del Rancho Cuatro Encinos en Zacatlán -, avena tostada, miel o jarabe de maguey. 

Foto: Food and Pleasure

Si buscas algo que destaque su panadería artesanal de masa madre, pide alguno de sus sándwiches o toasts. Aunque te aseguramos que elegir cuál de todos no será tarea sencilla. Para quienes tienen gustos más dulces, está su pan tostado con crema untable de cacahuate, o bien el de plátano dominico y miel orgánica. Seguro te encantarán. 

Foto: Food and Pleasure

Si lo tuyo son los sabores salados, pide su pan tostado con mezcla de aguacates hass y criollo, mix de ensalada del huerto de Cactilia y aceite de oliva. También te recomendamos probar su toast con pomodoro de la casa y albahaca fresca. 

Foto: Food and Pleasure
Foto: Food and Pleasure

TE PUEDE INTERESAR: ESPAÑA EN CASA: PIDE LOS PLATILLOS DE LUR A DOMICILIO

La gastronomía del chef Armando Cajero se distingue por ser estacional y honrar al producto local, por lo que no es sorpresa que su menú sea cuantioso en ingredientes vegetales. Ejemplo de ello es la incorporación de una ensalada entre sus platos fuertes de desayuno; con betabel rostizado al horno de leña, jitomate, albahaca, puré de coliflor y queso camembert, es una excelente y provechosa fusión de sabores del huerto. 

Foto: Food and Pleasure

Entre los platillos más tradicionales encontrarás sus huevos de rancho, elaborados con huevo orgánico de Tlaxco, frijoles sofritos, mezcla de kale, col rizada y escabeche de tomatillo. También te recomendamos probar su especial omelette, con una combinación de quesillo y ricotta, yema, acelga arcoíris y caldillo de tomate rojo. Ambos una delicia. 

Foto: Food and Pleasure
Foto: Food and Pleasure

Uno de los desayunos favoritos de la gastronomía mexicana son los chilaquiles, y los de Harina y Sal le dan un original y deleitoso giro al que difícilmente te podrás resistir. Con una base de totopos de maíz criollo originario de San Mateo Ozolco, bañados en salsa de jitomate y tomate verde con chile morita, y completados con un exquisito lechón rostizado, son la opción perfecta para los paladares más exigentes. 

Foto: Food and Pleasure

Su cordero braseado, cocinado de manera lenta y prolongada para darle un sabor más concentrado, lo sirven junto con col, rasurado y aguacate tatemado. Acompañado de una rebanada de baguette de masa madre con mantequilla derretida, es un platillo nutrido y apapachador que no puedes dejar de probar. 

Foto: Food and Pleasure

Ninguna comida está completa sin algo dulce para rematarla. De visitar Harina y Sal en vísperas de Día de Muertos, alcanzarás a probar su original versión de pan de muerto relleno de flor de tagete. De lo contrario, cualquier pieza de su panadería dulce cumplirá el mismo cometido, al ser garantía de sabor y calidad artesanal. 

Foto: Food and Pleasure
Dirección: Av. 5 de Mayo 205, Centro San Andrés Cholula.
Teléfono: 222 526 4809
Sitio web: Facebook.

Foto de portada: Food and Pleasure. 

Lo más reciente