Micheladas por el mundo: así es como mezclan la cerveza en otros países

En México, existe una arraigada tradición de preparar u ordenar la cerveza acompañada de un poco de jugo de limón recién exprimido, sal y –dependiendo del gusto de cada quien– también es posible incluir salsa picante, jugo maggi, salsa inglesa e incluso Clamato y chile en polvo. La michelada es una bebida que ha evolucionado con los años a lo largo de todo nuestro país y sin duda alguna se ha convertido en una insignia de la cocina mexicana. Sin embargo, seguramente te sorprenderías si te enteraras de que en otros países también se sigue la tradición de mezclar la cerveza con otros ingredientes para dar como resultado una bebida única con un toque de sabor muy especial.

TAMBIÉN LEE: ¿CERVEZA ROJA? ES UNA REALIDAD Y TE VA A ENCANTAR

Comenten en la casilla inferior de la nota cuál es la que más se les antoja probar y recuerden nuestro lema:

¡Beban, disfruten y compartan! 

España– Clara

Durante el verano, no hay bebida que tenga más éxito que una «clara» bien fría. Se trata de una cerveza mezclada con refresco de limón o agua con gas. El resultado es refrescante, ligero y con un toque dulce muy agradable.

Foto: Food and Pleasure

India– Jaljeera

Si vas a la India y ordenas lo que sería equivalente a la michelada local, probablemente te sorprenderás por lo diferente que es a lo que conoces. Ellos preparan el «jaljeera» con una mezcla de menta, cilantro, mango deshidratado, sal negra, lima y comino. Es posible pedirlo con o sin cerveza dependiendo del gusto de cada quien.

Foto: Food and Pleasure

Chile– Michelada

A pesar de que la llaman igual que en México, para los chilenos una «michelada» es una bebida preparada con cerveza, jugo de limón y merkén, un condimento picante con toques ahumados que resulta ideal para relajarse en los días calurosos, pues la bebida siempre se sirve con hielo.

Foto: tiquitacachile.com

México– Michelada / Michelada cubana / Michelada con Clamato

La michelada original consiste en mezclar la cerveza con un poco de jugo de limón y sal, mientras que a la cubana se le añade un toque de salsa picante, jugo sazonador y salsa inglesa. Finalmente, una de las variaciones más solicitadas es la michelada con clamato, que es prácticamente igual a la cubana pero con una tercera parte de jugo de tomate y almejas.

Foto: Food and Pleasure

 

 

 

 

Lo más reciente