Las 7 montañas más altas de México para un hiking espectacularFoto: Unsplash
Para que disfrutes de un hiking espectacular y de las vistas más hermosas, aquí te dejamos algunas de las montañas más altas de México que puedes escalar.

El patrimonio natural de México es incomparable, se trata de uno de los países más biodiversos que existen, almacenando únicamente en su territorio el 10% de la población total de flora y fauna del planeta. Entre toda esa naturaleza se encuentran increíbles montañas que prometen las vistas más hermosas y, para que disfrutes de un hiking espectacular, aquí te dejamos algunas de las montañas más altas de México. ¡Visítalas ya!

¡Viajen, disfruten y compartan!

TE PUEDE INTERESAR: 6 paisajes secretos de México, que tienes que conocer antes de los 30

Citlaltépetl

También conocido como el Pico de Orizaba, el Citlaltépetl es la montaña más alta de México, un volcán activo ubicado en los límites de Puebla y Veracruz. Su interior conserva lava congelada, cuenta con una altitud de 5636 metros sobre el nivel del mar, y es considerada también como la séptima montaña más prominente del mundo. Puedes subirlo en un solo día, o bien llevando tu tienda de campaña para acampar en su cumbre y admirarte con sus espectaculares vistas. 

Foto: Flickr

Iztaccíhuatl

Su nombre significa ‘mujer blanca’ en náhuatl y, por su silueta que asemeja a una mujer descansando y cubierta de un manto blanco, es popularmente referida como la ‘mujer dormida’. Considerada como la tercera montaña más alta del país, el Iztaccíhuatl es uno de los sitios perfectos para un hiking inolvidable. Se ubica a poco más de dos horas de la CDMX, por lo que apenas te tomará un pequeño viaje de fin de semana poder visitarla. 

Foto: Flickr

Nevado de Toluca

El Nevado de Toluca es uno de los volcanes activos ubicados en el Estado de México. Con una altitud de 4645 metros sobre el nivel del mar, es la cuarta formación más alta de México y parte del Cinturón de Fuego del Pacífico. Llegando a su cima encontrarás una belleza espectacular, y uno de los recorridos más populares de México para los amantes del hiking y las actividades de aventura. 

Foto: Unsplash

Sierra Negra

Este volcán ubicado en Puebla es la quinta cima más alta del país, frecuentemente olvidada por las guías de montañismo a causa de su cercanía al Pico de Orizaba. Su origen se remonta a unos 200 mil años, lo que lo convierte en uno de los volcanes más antiguos del país, y cuenta con una altitud de 4580 metros sobre el nivel del mar, así como un Observatorio Solar Mexicano de Gran Altura. Para escalarlo es necesario expedir un permiso especial con el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, por lo que te recomendamos planear tu visita con antelación. 

Foto: Flickr

TE PUEDE INTERESAR: 7 sitios que debes descubrir en tu próxima visita a Hidalgo (a nada de la CDMX)

La Malinche

La Malinche es una de las montañas más altas de México – ocupando el sexto lugar en la lista -, pero perfecta para principiantes en el senderismo y hiking. Se localiza entre los estados de Tlaxcala y Puebla, forma parte del Eje Neovolcánico y tiene una altura de 4420 metros sobre el nivel del mar. Alberga variedad de pinos, encinos y oyameles, así como un increíble panorama que te permitirá disfrutar de una experiencia inolvidable. 

Foto: Flickr

Cofre de Perote

Ubicado en el estado de Veracruz, el Cofre de Perote es la octava montaña más alta de México en la que se puede llegar hasta la cima. Su nombre proviene del náhuatl y significa ‘montaña cuadrada’, y puede ascenderse en vehículo o a pie. Cuenta con un paisaje representativo por su flora de selva alta, abundante en encinos, oyameles, matorrales espinosos y copal. Además, dentro de su Parque Nacional podrás practicar hiking, ciclismo de montaña, motocross y camping. 

Foto: Wikimedia Commons

Monte Tláloc

Esta montaña sagrada es un volcán inactivo que alberga el templo más alto del mundo, ubicado entre los municipio de Ixtapaluca y Texcoco en el Estado de México. En ella se construyó un importante templo en honor a Tláloc, donde se celebraban ceremonias  prehispánicas y se han encontrado importantes evidencias arqueológicas de México. Escalarlo es una experiencia inolvidable pues, una vez al año y al llegar a su cima, encontrarás un fenómeno óptico en el que La Malinche, El Pico de Orizaba y La Sierra Negra parecieran unificarse en una sola montaña. 

Foto: Wikimedia Commons