5 recetas de ravioli para cocinar con la comida que te sobró

En estos tiempos de encierro, cocinar puede ser una actividad muy placentera y que permite ahorrar mucho, sobre todo si logramos aprovechar la mayor cantidad de comida preparando platillos ricos y completos con las sobras. Por ello, en esta ocasión te dejamos algunas recetas de ravioli que podrás hacer con lo que tienes en casa y con los restos de platillos anteriores para no desperdiciar nada. Están deliciosos y son muy fáciles de hacer, así que toma nota, disfruta el proceso y, por supuesto, el maravilloso y exquisito resultado.

TE PUEDE INTERESAR: 4 RECETAS CON NOODLES DE CALABACITA PARA COMER DELICIOSO Y SIN CULPAS

Ravioli de pollo

Ingredientes

500 g de harina
3 huevos
1 vaso de agua
Sal al gusto
3 cda. de aceite
Pollo desmenuzado (sobras de otro platillo)
100 g de jamón
50 g de queso rallado (el de tu elección)

Preparación

Para la masa, en un bol, coloca la harina, haz un agujero en el medio y agrega la sal, los huevos, el aceite y el agua. Revuelve hasta que se forme una masa. Deja reposar durante 20 minutos.

Para el relleno, coloca las sobras de pollo, junto con el jamón y el queso en una procesadora de alimentos y procesa bien hasta que quede una especie de polvo. Posteriormente, estira la masa, forma los característicos cuadritos y rellénalos con este polvo. Hierve agua y cuando ya esté, coloca los ravioles y cocina por 20 minutos hasta que queden blanditos. 

Receta de: Cookpad

Foto: Yoav Aziz / Unsplash

Ravioli con albóndigas

Ingredientes

1 frasco (700 g) de salsa de tomate y albahaca para pasta
1 paquete (700 g) de ravioli congelados sin cocinar
Albóndigas que te hayan sobrado de un platillo previo
2 pimientos amarillos cortados en tiras
1 ½ taza de queso mozzarella rallado
¼ taza de queso parmesano rallado
¼ taza de albahaca fresca picada

Preparación

Rocía una olla con aceite en aerosol y después coloca una cucharada de salsa de tomate. Agrega a manera de capas los ravioli, las albóndigas, los pimientos, el queso mozzarella y el resto de la salsa. Te quedará como un pastel o una lasaña. Tapa la olla y cocinalo a fuego alto hasta que la pasta esté cocida. Si los ingredientes están congelados, puede tardar más. Espolvoréa los ravioli con el queso parmesano y con la albahaca fresca.

Receta de: My Food and Family

Foto: My Food and Family

Ravioli de verduras

½ kg de ravioli rellenos de queso
4 cda. de aceitunas negras sin hueso cortadas en rodajas
4 cda. de calabaza picada
4 cda. de pimiento picado (el de tu elección)
4 cda. de cebolla morada picada
Hojas de albahaca
Orégano, sal y pimienta al gusto
Aceite

Ingredientes

Para esta receta puedes utilizar verduras similares a las ya mencionadas que tengas en casa. Es decir, puedes cambiar la cebolla morada por cebolla blanca, la calabaza se puede sustituir por zanahoria, puedes ponerle brócoli. El punto es que utilices lo que ya tienes. 

Preparación

Llena una olla con agua, llévala a ebullición, agrega sal y cuece los ravioli hasta que estén al dente. Permite que se escurran en un colador. Por otro lado, calienta un sartén con un poco de aceite y saltea las verduras durante unos minutos. Añade las aceitunas, espolvorea el orégano y las hojas de albahaca picadas, agrega sal y pimienta y mezcla bien. Sirve los ravioli y encima agrégales las verduras que preparaste.

Receta de: Rebañando

Foto: davide ragusa / Unsplash

Ravioli dulces

Ingredientes

1 taza de harina
½ cdta. de sal
½ taza de mantequilla suave cortada en cubos
⅔ de taza de agua fría
1 huevo ligeramente batido
2 manzanas picadas en pequeños cubos
½ taza de azúcar
1 cda. de canela
1 cda. de arándanos picados finamente
1 cda. de nueces picadas

Preparación

Si eres amante de los postres esta receta es para ti. Además, es perfecta para utilizar esa fruta que luego se queda. 

Precalienta el horno a 180º. Para la masa, mezcla con ayuda de las yemas de tus dedos la harina, la sal y la mantequilla hasta que quede una textura arenosa; haz un hueco en el centro de la mezcla y agrega el agua fría. Combina hasta que se integre por completo y se forme una masa. Haz una pelota, aplánala, envuélvela con plástico adherible y congela por 30 minutos.

Después, con ayuda de un rodillo, extiende la masa hasta obtener un grosor de medio centímetro. Divide en 2 partes. Mezcla los ingredientes del relleno (manzanas, arándanos, nueces, azúcar y canela) y reserva. Coloca una parte de masa sobre un molde de hielos (te servirá de guía), procurando que quede holgada y que cubra un poco los huecos de este. Agrega relleno en cada uno de los cuencos y barniza las orillas con un poco de huevo. Cubre con el resto de la masa y, con ayuda del rodillo, aplana las dos masas para que se adhieran por completo. Con un cuchillo corta los ravioli y coloca en una charola para horno. Barniza con huevo y hornea de 15 a 18 minutos o hasta que queden dorados.

Receta de: Cocina Fácil

Foto: Lindsay Lenard / Unsplash

Lo más reciente