6 regalos que a todo amante del vino le encantará recibir

Saber disfrutar una copa de vino es uno de los placeres más grandes de la vida. Los conocedores y amantes de esta bebida sabrán que, además de deliciosa, tiene múltiples beneficios para la salud.

Diversos estudios han demostrado que el consumo moderado de este producto puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Asimismo, el vino tinto es rico en antioxidantes, los cuales protegen a las células del desgaste diario. Además, al tomarlo liberamos endorfinas, lo que atenúa la sensación de estrés y nos permite disfrutar más del momento.

Es por lo anterior que esta deliciosa bebida tiene miles de fanáticos en el mundo. Si tú eres uno o conoces a alguno, te mostramos estos seis regalos que a todo amante del vino le encantará recibir.

TE PUEDE INTERESAR: 10 VINOS ESPAÑOLES IDEALES PARA ACOMPAÑAR UNA TARDE DE VERANO

DropStop 

Una de las cosas más molestas que existen es que al terminar de servir el vino, este gotee, sobre todo si es tinto, porque las manchas pueden ser difíciles de quitar. Para evitar esta situación está este curioso gadget, llamado DropStop, que consiste en un disco laminado de aluminio flexible que encaja de manera perfecta en la botella, previniendo derrames. 

Lo único que necesitas hacer es enrollar el disco, insertarlo en la botella, servir el vino y una vez que el envase esté vacío, lo retiras, lo enjuagas con agua y lo guardas para otra botella. Es una maravilla que te evitará muchos problemas e idas a la tintorería. 

Sitio Web: dropstop.com
Foto: DropStop

Sacacorchos Bosch 

Tener un buen sacacorchos es fundamental para evitar problemas como que se rompa o se desmorone y tengas que tomar vino con trocitos de corcho. Existen muchos de muy buena calidad, pero este artefacto de la marca Bosch es extremadamente fácil de utilizar y podrás descorchar tus vinos en segundos. Además, su forma es tan elegante que podrás tenerlo junto a tus gadgets de cocina favoritos.

Sitio Web: bosch-do-it.com
Foto: Bosch

Termómetro de Summum Sommelier 

Los verdaderos conocedores del vino saben que la temperatura adecuada es fundamental a la hora de servir esta bebida. Esta garantiza que realmente se puedan apreciar todos los sabores. Lo ideal es servir los tintos a unos 16-18°C y los blancos entre 7-10°C. Para lograr tener el control total de la temperatura está el termómetro digital de Summum Sommelier, un increíble artefacto con forma de pulsera que colocas alrededor de la botella y mide la temperatura del vino. Sin duda, cualquier wine lover amará este gadget. 

Sitio Web: summumsommelier.com
Foto: Summum Sommelier

AntiOx de Pulltex

Los verdaderos amantes del vino suelen consumir una copa al día, pero esto significa que no se terminan toda la botella, una vez que la abren deben guardarla para el día siguiente, a diferencia de lo que sucede en las reuniones o fiestas, en las que no sobra ni una gota. Para evitar que una vez abierto el vino se oxide, existen diferentes tapones en el mercado, sin embargo, el AntiOx de Pulltex es recomendado por los sommeliers más prestigiosos del mundo, ya que gracias a su sistema patentado, este artefacto asegura las característica óptimas del vino hasta por 10 días.

Sitio Web: pulltex.com
Foto: Pulltex

Coravin 

Para aquellos coleccionistas de vino que se esperan el momento justo para abrir sus botellas más valoradas, Coravin es un artefacto que permite servir el vino sin necesidad de sacar el corcho. De esta manera se puede comprobar primero si la bebida ya está en su punto o hay que esperar más tiempo para poder saborearla.

Este dispositivo posee una delgada aguja que perfora el corcho e inyecta argón, un gas que evita la oxidación del vino y no lo altera en absoluto. Al insertar el gas, el líquido sale debido al aumento de presión dentro de la botella, que puede mantenerse cerrada gracias a la flexibilidad entre el corcho y el pequeño orificio que provoca la aguja. El vino que se queda se mantiene en perfecto estado por meses.

Sitio Web: coravin.com
Foto: Coravin

Corkcicle Air

Para esas veces que dejaste las compras al último y ya tienes que servir el vino, pero está caliente, este gadget es la solución. Es un falso corcho que enfría, sólo necesitas dejarlo 90 minutos en el congelador, abrir la botella de vino, colocarlo y la frescura está asegurada. Este dispositivo tiene un gel térmico que atraviesa el interior de la botella y asegura mantener el vino fresco hasta por una hora. Además, su tapón permite oxigenar el vino para que cuando lo sirvas esté en su punto.

Sitio Web: corkcicle.com
Foto: Corkcicle

Foto de portada: Kelsey Knight en Unsplash

Lo más reciente