Gordon Ramsay opina que los tacos son “sándwiches crujientes”

El día de hoy he comenzado mi mañana con una noticia que definitivamente me provocó sentimientos encontrados. Navegando por las redes sociales, me topé con una entrevista del portal de internet bon appétit, en donde se le pregunta al Chef de estrellas Michelin, Gordon Ramsay, si cree que “un taco es un sándwich”. Tan solo con leer la pregunta ya sentía que los ojos me ardían de ver semejante barbaridad, aunque en el interior esperaba que la línea de abajo pudiera mostrarme un poco de sentido común por parte del Chef inglés. La respuesta de Ramsay fue: “un taco es un sándwich crujiente“.

Quiero resaltar la palabra crujiente porque siempre he creído que las personas que opinan que un taco debe tener algo crujiente en su interior solo pueden tener dos motivos: o les encanta el chicharrón y se preparan sus ‘taquitos’ con un poco de salsa y este crujiente ingrediente, o son alguien que definitivamente no ha probado un taco mexicano auténtico en su vida y que basa su opinión en cadenas estadounidenses como Taco Bell. Sinceramente, no me imagino a Ramsay yendo al mercado los sábados por las mañanas para ordenar medio kilo de chicharrón recién salido de la carnicería.

 

En fin, luego pensé: ¡Es Ramsay! Adora el sarcasmo. Le gusta dar de qué hablar y por supuesto ha venido a México alguna vez ¿cierto? Decidí buscar un poco más acerca del tema y me topé con un artículo de Buzzfeed.

En los comentarios de la noticia había tanta desinformación, que tuve la necesidad de abordar el tema con ustedes. Usuarios hablaban de que “las tortillas son técnicamente pan”, de que “la mejor forma de describirle a alguien que no ha comido nunca un taco, es diciendo que es un sándwich crujiente”, y la lista sigue y sigue. Simplemente no sabía si llorar o reírme.

¿Cómo pueden decir que un taco es un sándwich? Me puse a comparar los ingredientes de un taco mexicano auténtico y la verdad es que absolutamente nada se parece. Un taco puede llevar miles de ingredientes –jamás acabaría si te los digo todos– cilantro, cebolla, carne de cerdo al pastor, piña, salsas y una tortilla de maíz que a su vez no tiene prácticamente nada que ver con un pan o con algo crujiente –¿excepto por el agua quizá?–.

Por supuesto que Taco Bell es otra cosa. Sus tacos generalmente llevan en el interior queso cheddar rallado, lechuga, tomate, carne molida y salsa –que por supuesto no pica y parece más salsa de tomate que otra cosa–. Es ahí donde puedes llegar a comparar la comida de Taco Bell con un sándwich, pero decir que en general “los tacos son sándwiches” me parece muy arriesgado

Foto: Taco Bell

Podría engancharme con el tema de la tortilla y hacer una tesis entera de cómo se elabora en México, del proceso de nixtamalización del maíz y de lo alejada que está de ser siquiera parecida a un pan. Claro que si tomamos las clásicas tortillas de los “burritos”, que se sirven en los restaurantes mexicanos del extranjero la cosa cambia. En fin, juzgar un platillo tan valorado y casi sagrado para una cultura sin informarse antes me resulta muy desafortunado. Casi como hablar de pizza basándote en la hawaiana de Domino’s que te comiste el otro día.

Todos tienen derecho a tener una opinión y esa es la belleza del internet y las redes sociales. Sin embargo, esto podría ser una oportunidad para que los mexicanos nos propongamos dar a conocer la belleza de nuestra cultura y la riqueza de nuestra gastronomía que ya es considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¡Coman tacos, disfruten y compartan!

 

Lo más reciente