Prepara un cremoso helado con ingredientes que puedes encontrar en tu casa (muy fácil y rápido)

El aburrimiento y los antojitos están al ‘por mayor’ en esta cuarentena. Además, con este calorcito primaveral, lo más seguro es que a cada rato se te antoje comer un dulce y refrescante helado. Si no quieres salir a comprarlo, y quieres aprovechar este tiempo para explorar tus habilidades culinarias, te dejamos una receta perfecta para preparar helado con ingredientes que puedes encontrar en tu casa.

Hay muchos métodos distintos para preparar helado casero, pero el ‘método de la bolsa de plástico’ es el más sencillo y es una actividad ideal para hacerla con niños. Las medidas que se enlistarán a continuación son ideales para hacer porciones individuales.

TE PUEDE INTERESAR: 7 LUGARES QUE LLEVAN CANASTAS DE PRODUCTOS FRESCOS Y ORGÁNICOS HASTA LA PUERTA DE TU HOGAR

Foto: Wanderson91 en Pixabay

Ingredientes:
½ taza de leche
1 cucharada de azúcar
¼ cucharadita de extracto de vainilla
½ taza con galletas oreo trituradas
Cubitos de hielo
Sal gruesa al gusto
Una bolsa hermética mediana (tipo ziplock)
Bolsa de plástico un poco más grande

Foto: Ho Hyou

Preparación:
Mezcla en un bowl mediano el azúcar, leche, vainilla y las galletas trituradas.

Una vez que hayas incorporado todos los ingredientes, revuélvelos y bate muy bien, hasta que quede una consistencia cremosa. Después, vierte la mezcla en la bolsa hermética.

Coloca los cubitos de hielo en la bolsa de plástico grande, y ponles la sal gruesa –ya que la sal evita que el hielo se derrita–.

Dentro de esta bolsa, coloca la bolsa en la que pusiste la mezcla de leche, azúcar y vainilla.

Foto: Anshu A

TE PUEDE INTERESAR: TENEMOS LA RECETA DE 5 TIPOS DIFERENTES DE CARAJILLOS (DESDE EL ORIGINAL HASTA VERSIONES CON MAZAPÁN)

Cuidado: fíjate bien que la bolsa hermética esté muy bien cerrada, porque los contenidos de ambas bolsas no deben mezclarse.

Consejo: Si las bolsas no cierran, puedes usar cinta adhesiva para sellarlas.

Agita y masajea las bolsas durante 10 o 15 minutos. Es importante que lo muevas muy bien, pero no lo hagas muy fuerte –para evitar que las bolsas se rompan–. Puedes utilizar guantes para evitar que tus manos se congelen.

Una vez que pasen los 10 minutos, podrás ver que el contenido de la bolsa pequeña está convirtiéndose en helado sólido.

Cuando notes que está listo, retíralo de la bolsa y límpiala bien.

Sirve tu helado en copas o vasitos ¡Y a disfrutar!

Foto: Claudiu Hegendus

Nota: esta es la receta base, pero puedes hacer el helado de los sabores que se te ocurran. Deja fluir tu creatividad.

Lo más reciente