Esta sencilla receta servirá para aliviar tu antojo de mochis en casaFoto de RODNAE Productions en Pexels
El helado de mochi se puede hacer en tu propia casa. Personalízalo con tus sabores favoritos de helado y mantenlos en el congelador para una tarde deliciosa y divertida.

Cuando se trata de mochis, o los has visto en el menú de tu restaurante japonés favorito y nunca has tenido el coraje de probarlos, o ya estás obsesionado y los anhelas todos los días. De cualquier manera, ya es hora de que aprendas a hacerlos en casa. Si no estás familiarizado, el mochi es un pastel de arroz japonés hecho con arroz de grano corto, la preparación más popular es el helado de mochi, que es una bola de helado rodeada de mochi. Así que dale sabor a tu tarde con esta sencilla receta de mochis que puedes preparar en casa. No te dejes engañar, son muchos pasos, pero te aseguramos que todo valdrá la pena.

¡Come, disfruta y comparte!

TE PUEDE INTERESAR: 5 restaurantes en la CDMX para probar los auténticos mochis japoneses

Foto de Carro Lee en Pexels

Ingredientes:

  • 100 g Shiratamako (harina de arroz glutinosa)
  • 180 ml de agua
  • 55 g de azúcar blanca granulada
  • 1/3 taza de maicena
  • Helado de tu preferencia

TE PUEDE INTERESAR: Hanami Sakura: el festival japonés de Yoshimi para recibir la primavera

Instrucciones:

1. En un tazón grande apto para microondas, agrega el azúcar y la shiratamako y mezcla. Agrega agua y bate hasta que quede suave y la shiratamako se disuelva por completo. Cubre la superficie del tazón con una envoltura de plástico, mete al microondas durante aproximadamente un minuto. La mezcla debe verse como si estuviera comenzando a agruparse y cocinarse en ciertas secciones.

2. Revuelve con una espátula para mezclar uniformemente. Vuelve a colocar la envoltura de plástico y cocina en el microondas durante otro minuto. Ahora toda la mezcla debería haberse vuelto sólida, como masa húmeda. Revuelve hasta que la masa se convierta en un grupo. Coloca una envoltura de plástico sobre el recipiente nuevamente. Cocina por unos 30 segundos más en el microondas, o hasta que la masa pierda su color blanco volviéndose un poco translúcida.

3. Coloca una hoja grande de papel pergamino sobre tu superficie de trabajo. Utiliza un colador para espolvorear ligeramente la superficie del papel con maicena, enharina también tu rodillo. Coloca tu masa de mochi en el medio del papel espolvoreado con maicena. Agrega más maicena a la parte superior de la masa y comienza a estirar tu masa. Si alguna parte de la masa comienza a adherirse a tu rodillo, agrega un poco más de maicena.

4. Extiende la masa lo más finamente posible, aproximadamente .5 cm de grosor. Coloca la masa en el refrigerador durante 15 minutos para que cuaje.

5. Usando un cortador de galletas de 9-10 cm, corta círculos en tu masa. Coloca los círculos terminados en una pila, pero con una hoja de plástico para envolver entre cada uno. Cada hoja de envoltura debe ser lo suficientemente grande como para envolver el mochi terminado. Cuando hayas terminado de cortar todos los círculos que puedas con la masa, vuelve a enrollar los restos de masa y repite hasta que ésta se agote.

6. Para envolver el helado en el mochi deberás trabajar rápidamente. Saca de una por una las bolas de helado con ayuda de una cuchara sopera. Primero quita el exceso de maicena de ambos lados de la masa, para después tirar suavemente y colocar la bola de helado directamente en el centro de la envoltura de mochi.

7. Ten cuidado de que nada de helado toque los lados del envoltorio de mochi. Si lo hace, el envoltorio de mochi perderá su pegajosidad y no podrá sellarse. Trabajando rápidamente, primero levanta ambos extremos del envoltorio hacia arriba y sobre el mochi, juntándolos en el centro y apretando para cerrarlo. Luego, junta la masa de un lado abierto y pellizca para cerrarla en el centro. Junta desde el otro lado y pellizca en el centro. Debes juntar la masa dos veces de cada lado, para un total de cinco pellizcos en el centro. Alterna cada lado porque si sellas solo un lado primero, el helado se escapará por el otro lado.

8. Una vez que la masa esté sellada en el centro, envuelve la envoltura de plástico y gírala. Luego coloca la bola de mochi de helado en capas con los extremos apretados hacia abajo, dentro de un molde para muffins. Esto ayudará a que mantenga su forma. Coloca inmediatamente en el congelador antes de pasar al siguiente punto .

9. Cuando termines, deja que el helado de mochi repose en el congelador durante varias horas. Cuando estés listo para comer, déjalos descongelar durante aproximadamente 1 minuto (quizás menos dependiendo de la temperatura de tu casa) para permitir que la masa de mochi se ablande y disfrutes más su textura.

Foto de RODNAE Productions en Pexels