Nudo Negro: el templo de los ‘foodies’ sibaritas en plena CDMX

Hemos conocido una importante cantidad de restaurantes, locales y proyectos gastronómicos por toda la CDMX y por algunos rincones del mundo, y lo cierto es que nada nos gusta más que toparnos con un lugar que logra sorprendernos, ya sea por el sabor de sus platillos, por la originalidad de sus presentaciones, por sus instalaciones o incluso por su atención al detalle. Debemos decir, que Nudo Negro de los Chefs Daniel Ovadía y Salvador Orozco, ha logrado dejarnos con la boca abierta en todos los puntos anteriores.

TAMBIÉN LEE: 6 MERCADOS GOURMET QUE TIENES QUE VISITAR EN LA CDMX

Desde el momento de la llegada, te sientes como en casa con la excepcional decoración del lugar, en donde su luz cálida y sus mesas te invitan a quedarte mientras escuchas los éxitos de las mejores décadas de la música. Su amable personal, en seguida se encarga de ofrecerte algún trago que se adapte perfectamente a tu preferencia en particular. La carta de mixología es amplia y sin duda alguna encontrarás una opción que se vaya de acuerdo con tus gustos. Durante nuestra visita, nosotros optamos por el cóctel Bombay, preparado con toronja, pimienta rosa y esencia de rosas. Debemos decirte que pocos tragos en la CDMX nos han dejado con ganas de regresar al lugar solo para poder probarlos de nuevo, y este es uno de ellos. Refrescante, dulce y deliciosamente aromático.

Foto: Food and Pleasure

Posteriormente, subimos a la planta superior para conocer al maravilloso equipo encargado de hacer de cada comida en Nudo Negro toda una experiencia. Nos sorprendió la organización y el trabajo en equipo ejecutado a la perfección dentro de la cocina. Al frente, observamos cómo preparaban a las brasas unos pequeños tamales rellenos de calabacitas, que al poco tiempo fueron montados sobre una cama de mole de Oaxaca y se acompañaron con hoja santa, queso fresco y crema de rancho. ¿Nuestra opinión? Un pequeño pero gran homenaje de sabor a la cocina mexicana.

Foto: Food and Pleasure

De vuelta en nuestra mesa, llegaron frente a nosotros dos entradas que forman parte del menú degustación de Nudo Negro –para este punto debemos decirte que es uno de los menús degustación que consideramos que cuentan con el precio más justo de toda la CDMX, con un costo de $680 pesos por persona–. Una de las entradas que probamos fue el tuétano de res a las brasas, con reducción de jugo de carne con tomillo y limón, jitomate, vinagreta de mirin, rabo de cebolla, quelites, salsa de chile mixe y tortillas de maíz. Una completa delicia que sin duda no puede faltar durante tu visita.

Foto: Food and Pleasure

Junto con el tuétano, probamos uno de nuestros platillos favoritos de la noche: las orejitas de cerdo fritas y servidas sobre tzatziki y salsa hot, cuya textura crujiente y contraste de sabores con la salsa y el tzatziki fueron simplemente una combinación de diez. Si las pides ten cuidado, pues son sumamente adictivas y probablemente volarán de la mesa.

Foto: Food and Pleasure

Minutos después, llegó un delicioso tiradito de jurel aleta amarilla, cortado al momento y servido con arroz inflado, medias lunas de pepino, manzana, sal y pimienta. Lo acompañan con unas tostaditas para transportarte a una playa tropical con su mezcla de sabores y frescura. Con cada mordida, es posible percibir la calidad de sus ingredientes y un balance perfecto.

Foto: Food and Pleasure

Si has seguido la trayectoria de Daniel Ovadía y no tuviste la oportunidad de comer en Paxia (ahora cerrado), entonces esta noticia te encantará: a partir de ahora y hasta el 17 de septiembre, podrás probar la esencia de este reconocido restaurante en Nudo Negro, pues para la temporada del Chile en Nogada, ellos te transportarán a una verdadera cena del siglo XVIII con un montaje especial de manteles, candelabros y cubiertos vintage con acentos franceses shabby chic que sorprenderán a tus acompañantes.

Foto: Food and Pleasure

¿Cuál es el motivo de este extraordinario ritual? En Nudo Negro buscan remontarte a la época que vio nacer el auténtico Chile en Nogada, previo la Independencia de México. Por si fuera poco, el montaje no será la única sorpresa, pues sinceramente desde el primer bocado, notarás que el Chile en Nogada de Nudo Negro es con seguridad uno de los mejores de la Ciudad de México. Su relleno 100% vegetariano se prepara únicamente con frutos –sin carne– como pera, manzana, plátano, higos cristalizados y canela, mientras que su nogada salada se prepara con una generosa cantidad de queso de cabra, nuez de castilla y vino blanco Chablis. Todo con el objetivo de crear un conjunto de notas afrutadas pero secas al mismo tiempo, en donde el sabor del queso y de la nuez prevalecen. Lo mejor de todo, es que su capeado cuenta con la textura perfecta, suave y esponjosa. La verdad es que si no terminas adorando este platillo, probablemente ninguna otra versión de este clásico logrará llegar a tu corazón.

Foto: Food and Pleasure

Después de haber limpiado el planto por completo, dimos por finalizada la noche con un espléndido Cheesecake Baklava, preparado con jamaica, romero y helado de rosas. Un postre aromático, en donde el contraste de texturas suaves y crujientes y la temperatura fría del helado, crean la mancuerna perfecta de sabor. Un imperdible durante tu visita.

Foto: Food and Pleasure

Así que ya lo sabes. Si buscas un lugar que logre sorprenderte con su fusión de sabores, texturas, colores, presentaciones, aromas y entorno, no hay mejor opción que Nudo Negro, el templo de los foodies sibaritas en pleno corazón de la CDMX.

¡Coman, disfruten y compartan!

NUDO NEGRO
Dirección: Zacatecas 139, Roma Norte.
Teléfono: 5564 5281
Sitio web: bullandtank.com/nudo-negro

Lo más reciente