The Grand Alchemists: un concurso para fomentar la creatividad en la mixología

Grand Marnier es un espléndido licor de origen francés que para su imagen utiliza una banda roja «cordon rouge», lo que permite identificarlo al instante. Se trata de una bebida elaborada a base de naranjas amargas, que posee un color amarillo y cristalino que se asemeja a un topacio – piedra preciosa –, con matices dorados. Últimamente, dicho licor ha tomando fuerza en la mixología y dar prueba de ello, la firma organizó un concurso llamado The Grand Alchemists. A continuación, les contaremos más acerca de este gran acontecimiento.

TAMBIÉN LEE: LAS 11 TERRAZAS MÁS INCREÍBLES DEL MOMENTO PARA IR POR UNOS ‘DRINKS’ EN LA CDMX

La dinámica fue sencilla: se lanzó la convocatoria para los bartenders de la CDMX, Los Cabos, Cancún, Playa del Carmen, Guadalajara y Puerto Vallarta. Cada uno de los mixólogos mandaron sus propuestas y con la colaboración de los conocedores de la marca y el apoyo de Barra México, se eligieron a cinco semifinalistas de cada locación.

Foto: Food and Pleasure

Después vino la etapa de hallar a los finalistas, una persona de los medios de comunicación y un conocedor de la marca fueron quienes colaboraron en esta etapa para determinar quiénes pasaban a la ronda final, tomando en cuenta distintos aspectos de sus creaciones en mixología.

Con esto, se anunciaron cinco finalistas: Daniela Zea (Playa del Carmen), Jerzy Mejía (Guadalajara), Diego Mendoza (Puerto Vallarta), Riesler Morales (CDMX) y Víctor Acuña (Los Cabos), que compitieron el pasado 27 de agosto por el primer lugar.

Queremos recalcar que este concurso tenía como objetivo principal fomentar la creatividad e innovación de los bartenders, y resultó una manera muy efectiva de llevar este famoso licor francés a los bares de la CDMX.

La final tan esperada de The Grand Alchemists, se llevó a cabo en el restaurante Blanco Colima, en la Colonia Roma. El equipo de Food and Pleasure tuvo la oportunidad de asistir y vivir la experiencia completa, la cual comenzó desde nuestra llegada, ya que nos recibieron con un cóctel mexicano, pero con el toque francés: Grand Margarita –en lugar de llevar tequila, se utilizó Grand Marnier–. Posteriormente, pudimos disfrutar también de un Grand Marnier Tonic.

Como parte de la experiencia, nos presentaron al jurado que decidiría –basándose en diferentes aspectos– quién sería el ganador de The Grand Alchemists. El jurado estaba conformado por: Paula García –socia fundadora de Barra México –, el Chef francés Guy Santoro –27 años de experiencia en el medio–, José Torres –Director de Mercadotecnia en Campari México – y Manuel Meza –Revista Open–.

Foto: Food and Pleasure

¡Era la hora! El concurso dio inicio con el participante número uno. Jerzy Mejía comenzó platicándonos acerca del primer cóctel que nos prepararía –los concursantes debían preparar dos tragos diferentes–, llamado «Grand Jaspe». Nos contó acerca de su inspiración para este cóctel. La bebida llevaba un jarabe de betabel con jamaica –hecho por él mismo–, siguiendo por la parte de las verduras, utilizó un licor de alcachofa mezclado por supuesto con Grand Marnier y como él mismo dijo “no hay una fiesta sin burbujas”, refiriéndose al vino espumoso Prosecco que incorporó.

Continuando con su segundo cóctel llamado «Grand Sunrise«, debemos contarte que solamente llevaba dos ingredientes: Grand Marnier y Tequila Blanco, y lo terminó con una cereza por encima.

Foto: Food and Pleasure

Continuamos con la concursante número dos: Daniela Zea, quien comenzó a preparar su primer coctel llamado «Grand Kaizen». Mientras lo hacía, nos iba narrando uno por uno los ingredientes que utilizaba. Su cóctel llevaba jugo de limón, mermelada de naranja –preparada por ella, sin desperdiciar nada del insumo–, le agregó bitters de naranja –que fueron elaborados solamente con la cáscara de la naranja–. Para terminar, nos lo presentó dentro de una cáscara de naranja tostada y le agrego al final una espuma de naranja con azúcar de clavo espolvoreada –hecha por ella misma–.

Foto: Food and Pleasure

Siguiendo con su segundo cóctel llamado «Grand Caotic», nos platicó que cada alcohol que utilizó representaba a un tipo de mujer. Campari: una mujer con experiencia que toma las riendas de la situación, Wild Turkey: representaba a esas mujeres que desde que las miras a los ojos te calman y te dan paz. Continuó con una especie de jugo hecha a base de cítricos para intensificar los sabores en el paladar.

Foto: Food and Pleasure

Era momento de que pasara el concursante número tres. Víctor Acuña empezó por preparar un coctel llamado «Grand Recuerdo«, el cual llevaba un tipo de mole bebible horneado con chiles secos, tortillas y tomate. Se licuó utilizando Grand Marnier para poderse diluir bien, le agrego un poco de pimienta, clavo y anís. Acto siguiente, continúo agregándole mezcal, y para decorar, le puso una espuma molecular de licor de almendra, avellana y cacao.

Foto: Food and Pleasure

Al terminar su primer cóctel, empezó a prepararnos el segundo llamado «Grand Península«, que llevaba Cinzano, Grand Marnier, tequila y Campari. Nos recomendó este cóctel para un día con calor, para romper con los bochornos insoportables.

Foto: Food and Pleasure

Continuamos con nuestro penúltimo finalista, Diego Mendoza, que nos sorprendió con los nombres de sus cócteles. Empezamos con el primero, «Grand Sensación» – basado en los dulces mexicanos–, utilizando un tipo de cajeta –hecha por él–, mezclando vainilla con elote amarillo, azúcar y Grand Marnier. Quiso crear una especie de pie de elote “bebible”.

Al terminar, comenzó su segundo cóctel, al cual llamó Grand Desliz. Al no querer verse tan exótico, opto por preparar un trago que pareciera clásico, utilizando Grand Marnier, Cynar –licor de alcachofa – y brandy. Lo terminó con una rodaja de manzana como decoración.

Foto: Food and Pleasure

Por último y no por ello menos importante –al contrario –, vimos el trabajo de Riesler Morales, que comenzó su participación contándonos el porqué de sus cócteles. Se basó en una historia de romance entre una mujer francesa y un hombre mexicano. Su primer cóctel se llamó Grand Jacinto –un hombre mexicano y decidido–. Le agregó vinagre balsámico y aceite oliva, tequila blanco –como buen mexicano– y por supuesto Grand Marnier.

Foto: Food and Pleasure

Para continuar su historia, realizó el segundo cóctel, al cual llamó «Grand Jazmín» –una mujer fuerte–, hecho con tequila infusionado con algas y hoja de aguacate –para concientizarnos de lo que está pasando en nuestras playa –, le agrego vermut con violetas y jazmín –para transportarnos a esa parte de Francia donde surge un romance inevitable, y por último Grand Marnier.

Foto: Food and Pleasure

¡Les queremos dar la noticia que Riesler Morales fue el ganador de este concurso y será llevado a Francia para conocer más acerca de la destilería de esta marca!

Comenta en nuestro perfil de Facebook si estás de acuerdo con el ganador. Beban, disfruten y compartan.

Foto: Food and Pleasure

Foto de portada: Artem Pochepetsky 

Lo más reciente