Noso: la nueva promesa de la gastronomía española en Polanco

Ir a Noso –”nuestro” en gallego– es una experiencia que comienza desde el primer momento en el que entras a este restaurante recién inaugurado en Masaryk, Polanco. Desde que pones el primer pie en sus instalaciones comienzas a maravillarte con su decoración contemporánea y minimalista pero al mismo tiempo especialmente acogedora. El lugar en seguida te transporta hacia los restaurantes más exclusivos de España, con colores neutros combinados con detalles como piedra y madera.

TAMBIÉN LEE: FOODIE ALERT CDMX: LOS DESAYUNOS EN VASCONCELOS

Después de que el amable personal del lugar nos acompañara hasta nuestra mesa, nos ofrecieron un cóctel de bienvenida. Se trataba de una mezcla de ginebra, licor de chile ancho, limón, jamaica y un toque de menta, ideal para dar comienzo a una gran comida.

Posteriormente, recorrimos el lugar, en donde pudimos ser testigos de su cava con grandes etiquetas mexicanas –Valle de Guadalupe– , españolas –Ribera del Duero, Rioja– y francesas, entre otras. Ahí, nos encontramos con la conmemoración de “elBullilastWaltz”, en donde aparecían los nombres de todos los asistentes del último servicio del aclamado restaurante El Bulli de Ferrán Adrià, escuela de los Chefs de Noso, Sandra Fortes y Miguel Hidalgo.

Hablando de El Bulli, el primer plato del menú degustación que nos sirvieron en Noso, fue un homenaje hacia esta época en donde Sandra y Miguel se conocieron y obtuvieron muchos de sus conocimientos, siempre guiados por los mejores chefs a nivel internacional. Se trataba del famoso esférico de aceitunas, el cual explotó en nuestro paladar con un sabor inigualable al fruto del olivo, esta vez acompañado por una croqueta de callos de ternera que destacó por su textura crujiente por fuera y suave por dentro, perfectamente cocinada y bastante reconfortante.

El segundo plato consistió en una Menestra de Verduras, conformada por 12 verduras diferentes presentadas con distintos cortes y servidas con un caldo vegetal elaborado a lo largo de seis horas a fuego lento. Después de acabar con esta delicia, optamos por probar un poco del pan de la casa, el cual requiere de 50 horas de preparación y tres fermentaciones antes de estar listo. Lo sirven acompañado de mantequilla fresca con finas hierbas y el resultado es excepcional.

A los pocos minutos, llegó la pancetta de cerdo, la cual se cocina al alto vacío para mantener sus jugos y evitar que se seque. Antes de servirse, la sellan para otorgarle a la piel una textura crujiente y finalmente la sirven sobre una cama de guisantes, menta y jamón. Un contraste de sabores y texturas que crean la mancuerna perfecta.

Posteriormente, llegó la estrella de la noche: un risotto con fondo de bogavante servido con espuma de queso manchego curado que nos hizo tocar las nubes por su sabor a mar con un toque de mantequilla y una gran dosis de hogar. No sabemos si lo que más nos conquistó fue su textura cremosa, su aroma o el gusto del bogavante fresco combinado con el resto de los ingredientes.

Cuando creíamos que era imposible que las cosas mejorarán aún más, nos deleitaron con la pesca del día, una ajada cocida al vapor y servida sobre una cama de puré elaborado con cinco tubérculos diferentes. Una deliciosa interpretación de la Chef Sandra del pescado a la gallega, el cual tradicionalmente es servido sobre papas hervidas.

Los últimos dos platos del menú degustación estaban destinados a contentar los paladares dulces, dando fe de las grandes habilidades reposteras de Sandra y Miguel. El primero, consistió en un helado elaborado con una mezcla de manzanilla, miel, caramelo, romero y yogurt, el cual se decora con palomitas de nitrógeno elaboradas al momento frente en comensal por el Chef Miguel.

Finalmente, cerramos con broche de oro la velada por medio de un petit four, el cual consistía en un esférico de yogurt servido con una lámina de menta y pepino. Acompañado de una jalea de fresa que se encargaba de despedir la gran experiencia de Noso, la nueva promesa de la gastronomía española en México.

En conclusión, esta nueva esquina de Masaryk representa la oportunidad de acercarse un poco más hacia la cocina de autor española sin tener que salir de la Ciudad de México. Propuestas innovadoras, técnicas culinarias ejecutadas a la perfección y sabores refinados que cautivan el paladar son solo algunas de la características que hacen de Noso “nuestro” lugar predilecto para una velada sofisticada y amena, en donde la comida es la principal protagonista.

¡Coman, disfruten y compartan!

Noso
Dirección: Masaryk 311, Polanco
Teléfono: 5801 0338
Sitio web: Facebook

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s