Las razones por las que debes empezar  a decantar tu vino antes de tomarloFoto: Unsplash
Existen dos razones principales para decantar un vino, si este lleva mucho tiempo de guarda o si quieres que sea más expresivo en copa.

¿Sabes por qué es necesario decantar un vino? Los vinos dependiendo el tipo de uva o guarda, adquieren sedimentos y también necesitan oxigenación. Es por eso que se deben decantar. Existen dos razones principales por las cuales debes decantar un vino; uno es para separar los sedimentos y el segundo, es para hacerlo más expresivo en copa a través de la oxigenación. Pero ¿Cómo saber cuándo decantar? En la siguiente nota te explicamos los parámetros para esta acción. 

¡Disfruta y comparte!

TE PUEDE INTERESAR: Esta marca de pulque embotellado está revolucionando el mercado con su diseño único

Foto: Unsplash

Estas son las razones más importantes para decantar un vino, la primera es en los vinos de guarda. Son vinos que han estado en botella durante mucho tiempo y que gracias al tipo de uva aún se pueden consumir ya que evolucionan dentro de la misma sin ningún problema. Sin embargo, algo muy común en estos vinos es el sedimento, una ligera capa terrosa que se forma al fondo de la botella. 

Foto: Unsplash

Aunque no es un defecto del vino, a muchas personas no les agradan esos sedimentos y si eres un profesional mucho menos servimos un vino así, es por eso que se usan los decantadores. Primero se deja la botella en posición vertical para que los sedimentos bajen y así sea más fácil verter el contenido al decantador. Con este paso, se deja un líquido más limpio y al pasar de una botella a otra se oxigena, dando como resultado un vino más aromático. 

Foto: Unsplash

TE PUEDE INTERESAR: Bacanora: el destilado sonorense con más de 300 años de historia que debes conocer 

La segunda razón para decantar un vino es el tipo de uva o añada. Existen muchos tipos de vino que llegan a tener graduación alcohólica alta, o que llevan una guarda prolongada. Si degustaras estos vinos sin decantar, seguramente no apreciarías su valor ya que lo primero que te llegaría a la nariz sería el alcohol o la humedad del propio vino, sin embargo, al oxigenarse, estos vinos abren una gama de aromas muy diferente ya que eliminan los aromas de guarda. 

Foto: Unsplash

El decantador al tener una boca ancha y alta, ayuda a que al caer el vino este libere sus aromas secundarios, dando pie a un vino más limpio y expresivo. Es por eso que dependiendo el tipo de uva , añada o guarda, es la manera en que se debe decantar. Además no todos los vinos necesitan esta acción, ya que si es un vino joven, perderá esa expresión si se decanta. 

Foto: Unsplash