Te decimos por qué este vino artesanal mexicano está dando mucho de qué hablar

¿Te imaginas formar parte de una cata en donde lejos de aparentar o de verte obligado a fingir ser todo un sibarita del vino puedas disfrutar y relajarte? Sería ideal. Justo esta esencia effortless y con la única finalidad de gozar de una buena copa de vino, es una de las características principales que desean transmitir los creadores de Bichi, la etiqueta producida por la familia Téllez, en Tecate Baja California.

TAMBIÉN LEE: COGNAC + CENITA: LA ESCAPA SIBARITA OBLIGADA DE LA CONDESA

Foto: Laura Badzka para Food and Pleasure

Este vino surgió como resultado de años de experiencia realizando vinos con métodos «convencionales». Después de diez años, la familia decidió cambiar totalmente los procedimientos de elaboración para lograr que fueran respetuosos con la uva y con la tierra.

El vino artesanal procura utilizar la menor intervención posible del hombre y trabaja únicamente con levaduras endémicas, mientras que su suelo se mantiene con lo que dicta la biodinámica. En solo cuatro años, Bichi se ha posicionado como el vino natural de México en el mundo, y es por ello que actualmente se exporta una buena parte de su producción a países como Estados Unidos, Canadá, Europa y algunos países de Asia.

Foto: Laura Badzka para Food and Pleasure

Bichi significa «desnudo» en Yaqui –lengua sonorense–. Para reconocer sus botellas, tan solo tendrás que buscar a los luchadores desnudos que se han convertido en todo un ícono de la marca, diseñados por Daniel Pezzi Gorriarán, artista argentino.
Al ser un vino artesanal libre de químicos y otros agentes utilizados para estandarizar este tipo de bebidas, ninguna cosecha es igual a la otra, por lo que cada botella que pruebes será única e irrepetible. 
En Food and Plesure, tuvimos la oportunidad de disfrutar de una noche entre amigos en Amaya, uno de los restaurantes más cool de la colonia roma. Ahí probamos No Sapiens, Flama Roja, Pet Mex y Rosa. Todos un homenaje a la auténtica pasión por respetar el vino en todo su esplendor.
¿Qué esperas para probarlo? ¡Beban, disfruten y compartan!

Foto: Laura Badzka para Food and Pleasure

Foto: Laura Badzka para Food and Pleasure

Un agradecimiento especial a Badzka por sus increíbles fotos 🙂

Lo más reciente