Prepara tu propia leche vegana con estas 4 recetas fáciles (de almendras, de coco y más)

La leche vegana se ha convertido en una alternativa muy popular para aquellos que prefieren sustituir su consumo de lácteos ¿la razón? ¡Es deliciosa y saludable!

Aunque es fácil encontrar opciones en el supermercado, es mil veces mejor prepararla en casa: puedes endulzarla a tu gusto y no tiene químicos o conservadores adicionales. Es perfecta para cocinar o para preparar tu smoothie favorito. Aprovecha este tiempo en casa para aprender a preparar tu propia leche de almendra, coco –o lo que se te ocurra– con estas cuatro sencillas recetas.

TE PUEDE INTERESAR: TE DAMOS LA RECETA PARA HACER UN RICO CAFÉ DALGONA, LA BEBIDA DEL MOMENTO

Leche de almendras

Es una de las favoritas de todos: muy cremosa y rica en calcio. Para preparar esta lechada, debes dejar remojar una noche anterior –12 horas– una taza de almendras en, aproximadamente, tres tazas de agua. Después, licúa las semillas y cuela la leche con ayuda de un trapo o colador de tela. Endulza a tu gusto, añade una pizca de sal y canela, además de un par de gotitas de vainilla. Una vez que termines, recuerda guardarla en un frasco, preferiblemente de vidrio, con tapa de metal.

Foto: Foodism360

Leche de arroz

Es baja en calorías y muy buena para la digestión –incluso más que la soya–.  Para prepararla sólo necesitas licuar el arroz con dos tazas de agua a temperatura ambiente, y también puedes agregar dátiles para endulzar. Cuela muy bien la leche con ayuda de una gasa o tela, y guárdala en un frasco bien cerrado dentro del refrigerador.

Foto: Minimaleats

TE PUEDE INTERESAR: 4 DELICIOSAS RECETAS DE POSTRES CON MATCHA PARA PREPARAR EN CASA

Leche de coco

Es perfecta para utilizar en recetas de repostería veganas, ya que hace que tus platillos adquieran un sabor y textura increíbles. Para prepararla solo necesitas incorporar dos tazas de coco rallado con 3 tazas de agua tibia, una pizca de sal, canela y vainilla al gusto a la licuadora. Licúa en tres rondas de 20 segundos y filtra la mezcla en el paño o tela. Guárdala en un frasco de cristal hermético para que dure más tiempo. Te recomendamos utilizarla para preparar unos ricos y esponjosos pancakes veganos, ¡se convertirá en tu receta favorita!

Foto: NutriBullet

Leche de nuez de Macadamia

Es una de las leches veganas más ricas de todas: es cremosa, de sabor dulce y una textura extremadamente suave. Una vez que la pruebes, no querrás tomar otra. Para prepararla, debes seguir el mismo procedimiento que en las anteriores recetas: deja toda una noche remojando dos tazas nueces de Macadamia. Después de 12 horas, cuela las nueces y tira el agua en que las dejaste remojando. Licúalas con tres tazas de agua y cuela muy bien la leche. Sírvela en un vaso de vidrio hermético y endúlzala a tu gusto, con vainilla o dátiles.

Foto: The NutraMilk

Procura colar bien los restos licuados de almendras y algunas otras nueces o semillas, ya que pueden contener más leche de la que crees. Esta ‘masita’ que sobra se puede aprovechar de mil maneras: para repostería, para hacer galletas o para preparar quesos crudiveganos.

Nota: al ser alimentos frescos y sin conservadores, lo mejor es consumirlos antes de que tengan tres o cuatro días de haberse preparado.

Foto de portada: Mic

Lo más reciente